martes, 25 de abril de 2017

El Ayuntamiento prevé que el reglamento de Voluntarios de Protección Civil se apruebe antes de que finalice el año

Jonathan Domínguez destaca la dotación de 110.000 euros en el presupuesto de este año para la renovación del parque móvil y la apuesta por la formación gratuita del voluntariado
El Ayuntamiento prevé que el reglamento de Voluntarios de Protección Civil se apruebe antes de que finalice el año

Jonathan Domínguez, concejal de Seguridad Ciudadana.

El reglamento de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna podrá entrar en vigor antes de que finalice el año, según explicó el concejal de Seguridad Ciudadana, Jonathan Domínguez, tras la aprobación inicial de este documento en la Junta de Gobierno Local celebrada hoy, que permitirá llevarlo al Pleno del mes de mayo. Posteriormente, el documento saldrá a exposición pública para la presentación de alegaciones y mejoras y una vez finalizado el plazo, se llevará a Pleno para su debate y aprobación definitiva.

En este reglamento, cuya tramitación se aprobó por unanimidad en el Pleno del Ayuntamiento, se regulan aspectos relevantes de la participación y colaboración ciudadanas en materia de prevención y resolución de situaciones de emergencia, como la organización y composición de la agrupación, la definición de personas voluntarias, la formación que deben recibir o los deberes de los voluntarios, entre otros asuntos.

Domínguez señaló que para el Consistorio era necesaria una modificación y actualización de la normativa actual, que data del año 1994 y se encontraba desfasada. El concejal añadió que esta modificación reglamentaria es una de las acciones que ha puesto en marcha el Ayuntamiento para propiciar el incremento del voluntariado en el municipio, dando un impulso importante a su actividad.

Como ejemplo, se refirió a la dotación de medios materiales, “que ya se ha contemplado en el presupuesto de este año, con un importe de 110.000 euros, para acometer la renovación del parque móvil de Protección Civil, y vamos a intentar abordar también el equipamiento de ropa para los voluntarios”.

Además, Domínguez dijo que “antes de verano iniciaremos la campaña de captación de nuevos voluntarios para que en el momento en el que entren en vigor los nuevos estatutos, podamos hacer una remodelación profunda de la estructura orgánica de la organización”.

El concejal destacó que el Ayuntamiento tiene como prioridad en esta materia la formación del voluntariado. “Queremos invertir en la formación, cuyo coste lo asumiría el Ayuntamiento, para que todos nuestros voluntarios y voluntarias estén formados de manera gratuita. Queremos que la nueva estructura de la agrupación sea moderna, dinámica y territorial, organizando la agrupación por áreas, con una unidad que cubra los distritos 1, 2 y 3, que son los más poblados; otra para el casco histórico y otra para la comarca nordeste, que incluya la sección marina”.

El Reglamento, en detalle

El Reglamento tiene por objeto la creación de una estructura organizativa mediante la aportación de recursos municipales y la colaboración de entidades privadas y ciudadanos, con el fin de garantizar la coordinación preventiva y operativa respecto de personas y bienes ante daños producidos por situaciones de emergencia, por grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, mediante actuaciones que permitan evitar o prevenir las mismas, reducir sus efectos así como reparación de los daños. Asimismo, los voluntarios intervendrán en eventos festivos, deportivos, culturales y lúdicos en general, cuando así se establezca por Ayuntamiento.

Los ciudadanos que deseen voluntariamente colaborar en los servicios de Protección Civil del municipio lo harán mediante la incorporación a la Agrupación Local de voluntarios de Protección Civil en la forma prevista en el Reglamento. La relación jurídica entre los voluntarios con la Administración local es de carácter voluntario, no pudiendo ser considerada en ningún caso como laboral, administrativa, mercantil o profesional de tipo alguno. Es una relación altruista y gratuita para la realización de acciones humanitarias y solidarias, esencia de las relaciones de buena vecindad, con fundamento en la leyes de voluntariado estatal y autonómica, en las que halla fundamento.

A los efectos del Reglamento, es voluntario toda persona mayor de 18 años que haya superado las pruebas de aptitud psicofísicas y de conocimiento, establecidas al efecto, así como las de formación básica y especialización en su caso, y que se hallen incorporados a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil.

Los Voluntarios se incorporan a la Agrupación mediante la suscripción de compromiso escrito de incorporación a la misma. Tal compromiso deberá contener los siguientes aspectos:

-Determinación del carácter altruista de la actividad.
-Derechos y deberes de los voluntarios y de la agrupación.
-Finalidades y objetivos de la Agrupación de Voluntarios.
-Funciones y actividades a llevar a cabo por parte de los voluntarios.
-Actividad formativa previa a la incorporación y posterior a la misma, necesarias para el desempeño del Voluntariado.
-Tiempo de permanencia en la Agrupación y fin de la relación con la misma,
-Declaración de responsabilidad del voluntario de no hallarse inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas, mediante resolución judicial.
-Certificación negativa del Registro Central de delincuentes sexuales.

En cuanto a la actividad formativa, el reglamento establece que los aspirantes y miembros de la agrupación recibirán una formación, antes de su incorporación y después de la misma, encaminada a adquirir los conocimientos básicos necesarios para realizar la actividad de Voluntariado de Protección Civil. Se materializará en un Plan Formativo y se hará mediante cursos, distinguiendo tres fases: a) Inicial básica, para la orientación del aspirante y selección del mismo; b) Adquisición de conocimientos relativos a la actividad que les permitan realizar la misma con garantía y solvencia; Y c) Formación práctica periódica, para el mantenimiento y mejora de las aptitudes y conocimiento de los voluntarios.

El documento regula también los derechos y deberes de las personas voluntarias, establece la gratuidad de la prestación del servicio, y contempla también apartados relativos a la acreditación de los servicios prestados y a los reconocimientos y distinciones.

 

Volver

 
 
 
cerrar