viernes, 21 de septiembre de 2018

Candelaria Díaz defiende que el PGO atiende a todos los sectores de población y criterios de perspectiva de género

El Plan recogerá descartar calles sin salida por seguridad y recuperar el espacio urbano para el peatón y los medios de transportes no motorizados

En el diseño de la trama urbana del municipio “se procurará adoptar los criterios de movilidad sostenible del Plan General de Ordenación de manera justificada”; además, se descartarán calles sin salida con el objetivo de evitar problemas de seguridad, así lo ha explicado la concejala de Urbanismo, Candelaria Díaz, durante la última sesión plenaria celebrada en el Ayuntamiento.

Respecto a los espacios libres y dotaciones, éstas se situarán en áreas centralizadas y accesibles, dando servicio a la población de las zonas urbanizadas. Asimismo, expresó que “en la medida de lo posible, los espacios libres y dotaciones formarán parte de la misma manzana y que en el diseño se tendrán en cuenta criterios de perspectiva de género y de atención a todos los sectores de la población.”

La concejala indicó que en los trabajos del PGO que se están realizando se cumple la exigencia prevista en el artículo 6 de la Ley 1/2010, de 26 de febrero, Canaria de Igualdad entre Mujeres y Hombres, así como a lo advertido en el informe emitido por la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, en el apartado Impacto de género, con ocasión de la aprobación inicial del PGO del 2014, buscando analizar el documento que existía desde la perspectiva de género y vida cotidiana, para proponer medidas correctoras y un texto alternativo, en su caso.

Díaz indicó que como medidas concretas se está trabajando en diferentes parámetros y criterios.
Sobre accesibilidad y movilidad se han establecido unos anchos viarios cumpliendo criterios de accesibilidad según la funcionalidad genérica de cada una de las vías, a fin de recuperar el espacio urbano para el peatón y los medios de transportes no motorizados. Igualmente, se están localizando bolsas de aparcamientos en todos los núcleos para trasvasar a ellas parte de los aparcamientos situados en vías.

En cuanto a planificación del territorio con criterios de multifuncionalidad, se han planteado, donde ha sido posible, la combinación de usos en diferentes plantas del vuelo o incluso en el subsuelo. También se trabaja en tender hacia una ciudad plurinuclear de estructura celular y evitar la existencia de un solo centro.

Los redactores del Plan han establecido los espacios libres y viarios necesarios para cubrir los estándares marcados por la ley y aquellos viarios necesarios por movilidad. Se han suprimido parques periurbanos innecesarios, manteniendo los urbanos. Asimismo, se han estudiado nuevas ubicaciones de las dotaciones y espacios libres para generar pequeñas centralidades que propician el encuentro entre los ciudadanos creando relaciones de vecindad.

Continuando el criterio de peatonalizar calles comerciales para facilitar la circulación de viandantes, se plantea la peatonalización de parte de la calle José Rodríguez Amador en Tejina; igualmente, se busca dar continuidad a los suelos urbanizables con el suelo urbano.

El Plan también se fija en evitar la destrucción de edificios y elementos significativos y representativos de la memoria histórica por lo que se elaboran los catálogos arquitectónicos, arqueológicos, etnográficos y de especies arbóreas. Otro de los criterios de trabajo que se siguen es el de lugares que poseen barreras visuales que pueden ocasionar el aislamiento de personas y el de vigilancia formal y acceso a la ayuda, tanto directa como de forma indirecta, para lo que se ha planteado, la ya citada integración de dotaciones y los anchos viarios en base a su funcionalidad, procurando además evitar tramos que generen barreras visuales.

 

Volver

 
 
 
cerrar